repuestos móviles

¿Cómo solemos romper la pantalla del teléfono móvil?

Blog, Curiosidades, Tecnología

Esto de llevar un teléfono siempre encima es algo más peligroso de lo que parece, o al menos eso muestran las cifras de teléfonos rotos que tenemos en nuestro país, que nos colocan como el cuarto país con mayor número de teléfonos rotos.

Y es que, ¿a quién no se le ha roto el móvil alguna vez? Seguro que tú, al igual que yo, has roto tu teléfono incluso en más de una ocasión. Simplemente con recordar la impotencia que sientes en ese momento, se te ponen los pelos de punta.

Porque por mucho que avanza la tecnología y aumentan las prestaciones que ofrecen los dispositivos, lo cierto es que parece que cada vez son menos resistentes y se rompen con una mayor facilidad.

Lo que más rompemos sin ninguna duda es la pantalla, que es tan sensible, que vale cualquier golpe o rozadura para decirle adiós. Es así, no serías la primera persona a la que la pantalla de su Smartphone no sobrevive a una caída del bolsillo, del bolso, de la cartera…

Por ello, conscientes de que es la principal causa por la que tenemos que acudir a una tienda de reparación de teléfonos móviles o a nuestro propio servicio técnico oficial en busca de repuestos móviles, en este post te vamos a dar las causas más comunes por las que se rompe una pantalla.

El objetivo es tener claro cuáles son las principales situaciones en las que esto ocurre, para extremar la precaución e intentar que no nos vuelva a ocurrir. Coge boli y papel y toma nota.

Golpes y caídas

Sin duda, los golpes y caídas son la principal causa por la que las pantallas de nuestros teléfonos dicen basta y acaban en mil pedazos. Ya quedaron atrás esos antiguos teléfonos que resistían todo tipo de caídas.

Ahora, al ser tan delicados y sofisticados, cualquier posible caída puede provocar que tengas que despedirte de la pantalla de tu teléfono antes de tiempo, o buscar unos repuestos móviles que te permitan arreglarla.

De modo que ten mucho cuidado cuando lleves tu teléfono en el bolsillo y vayas a sentarte, ya que esta es una de las causas más comunes. También los despistes o los nervios te pueden jugar una mala pasada. Estate muy atento.

El móvil se ha mojado

El agua es la peor enemiga de los smartphones y teléfonos móviles. Y es que como entre una gota de agua al interior de tu dispositivo, casi con total seguridad que puedes ir despidiéndote de él.

Son diferentes las posibilidades por las que tu teléfono, evidentemente, sin quererlo, acaba dándose un chapuzón. Aunque parezca mentira, una de las más comunes es que el teléfono se te caiga dentro del váter. También conocemos a más de una persona a la que su teléfono ha ido directo al cubo de la fregona.

Pisado

Sorprende que una de las principales causas por las que la pantalla de tu teléfono sea por acabar pisado. Parece de chiste, pero así es.

Principalmente, esto ocurre cuando estás de fiesta, ya sea en una discoteca o en la calle, y se te cae el dispositivo al suelo. Como no lo encuentres rápidamente, es posible que cuando lo hagas ya sea demasiado tarde.

The following two tabs change content below.

Clara Rodríguez

Experta analítica y siempre aficionada en televisiones y todo lo relacionado con ello.