compras-eeuu

Compras en tu viaje a EEUU, ¿merecen la pena?

Consejos

Es habitual cuando una persona viaja a los Estados Unidos, que vuelva a casa cargada con una gran cantidad de regalos y compras realizadas durante su estancia. No es de extrañar, y es que si tenemos en cuenta que los precios en Estados Unidos suelen ser bastante más bajos que en España, especialmente en productos de tecnología, puede ser una muy buena oportunidad aprovechar el viaje para comprar esos artículos que necesitamos a un precio más rebajado.

De modo que si estás pensando en viajar a Estados Unidos y llevas tiempo ahorrando para comprarte un teléfono móvil, un ordenador o una videoconsola, no dudes en aprovechar tu estancia para disfrutar de los bajos precios que encontrarás. Sin duda se trata de otro aliciente más para los millones de personas que viajan cada año a Estados Unidos, ya que la diferencia de precios que te puedes encontrar respecto a España y cualquier país europeo es realmente grande.

¿Te gusta la idea? Pues no lo dudes más y cruza el charco para aprovecharte de los espectaculares precios que encontrarás en las tiendas de Estados Unidos. Eso sí, no olvides que antes deberás hacerte con un tarjeta de residencia temporal (visitar web).

¿Por qué existe una diferencia de precios tan grande? 

Somos conscientes de que la diferencia de precios entre Estados Unidos y la gran mayoría de países de todo el mundo es muy grande, pero quizás el “por qué” no lo tengamos tan claro. La principal razón es la enorme competitividad que existe en el país, que ha llevado a que por lo general los comercios, tiendas y centros comerciales ofrezcan unos precios mucho más competitivos y económicos en comparación al resto del mundo.

Los márgenes de ganancia son más bajos, pero la gente dispuesta a comprar es mucho mayor, por lo que una cosa se compensa con la otra. Europa por ejemplo se mantiene en el nivel intermedio en cuanto a precios se refiere, siendo más caro que Estados Unidos, pero mucho más barato que América Latina.

Los impuestos también suelen ser más bajos de lo habitual, especialmente los que van destinados a la importación de la tecnología. Para que nos hagamos una idea, en Estados Unidos el impuesto de los productos tecnológicos varía según el estado, encontrando variantes del 6 al 8%, mientras que en España se sitúa en el 21%. Pero no solo los productos tecnológicos son más económicos, también podemos ver diferencias de precio en los coches, y estos todavía son mayores.

La mayoría de expertos aseguran que el principal motivo por el que la mayoría de productos son más baratos en Estados Unidos, es porque por lo general la economía es mucho mejor, junto a la enorme competitividad de negocio que existe. Se muestra como un país mucho más fiable económicamente hablando, y como una total garantía para todo tipo de empresas, que encuentran en Estados Unidos, un auténtico filón de ventas. 

The following two tabs change content below.

Clara Rodríguez

Experta analítica y siempre aficionada en televisiones y todo lo relacionado con ello.